Lesion Traumatica Cerebro

Lesion Traumatica Cerebro 2018-05-23T15:17:39+00:00

Abogados de lesiones cerebrales en Miami

El daño traumático al cerebro puede ser la lesión más devastadora que una persona puede sufrir. Una lesión traumática del cerebro (TBI) ocurre en una de dos maneras. Una manera es cuando la cabeza de una persona es lanzada rápidamente hacia un objeto, causando que el cerebro se estremezca dentro del cráneo. El otro tipo de lesión traumática del cerebro ocurre cuando un objeto penetra el cráneo y entra en el cerebro. Opuesto a una lesión congénita del cerebro, cuando el cerebro es dañado antes o durante el nacimiento, una lesión traumática resulta por un asalto traumático en el tejido del cerebro después de que una persona ha nacido.

Síntomas siguientes a TBI

La severidad de la lesión estará determinada por la fuerza con la que la cabeza ha sido golpeada, la cantidad de tejido cerebral que es lesionado y la parte del cerebro donde la lesión ocurre. TBI puede variar desde moderada a severa.

Algunos síntomas de TBI moderada pueden incluir:

  • Permanecer consciente
  • Perder el conocimiento por unos cuantos segundos o minutos
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Mareos
  • Vértigo
  • Visión borrosa
  • Ojos cansados
  • Zumbido en los oídos
  • Mal sabor de boca
  • Fatiga o letargia
  • Cambios en el patrón de sueño
  • Cambios de humor o comportamiento
  • Problemas con la memoria, concentración, o pensamiento

TBI severa puede estar caracterizada por la aparición de algunos de los mismos síntomas antes mencionados, además de:

  • Dolor de cabeza que empeora y no termina
  • Vómito repetido o náuseas constante
  • Incapacidad de despertar después de ir a dormir
  • Dilatación de las pupilas de los ojos (ya sea uno o ambos)
  • Arrastrar las palabras al hablar
  • Debilidad o adormecimiento de las extremidades
  • Convulsiones
  • Pérdida de coordinación
  • Signos incrementados de confusión, intranquilidad o agitación

¿Cuál es el tratamiento para TBI?

Una persona con lesión traumática del cerebro debe ser visto por un profesional médico tan pronto como sea posible para minimizar futuro daño al cerebro.

Hoy en día existe muy poco que puede hacerse para dar marcha atrás a cualquier daño del cerebro que ha ocurrido. El objeto del tratamiento es estabilizar a alguien para que no empeore. Los tres factores más importantes en el tratamiento inicial de TBI son:

  • Asegurar flujo sanguíneo adecuado hacia el cerebro
  • Mantener flujo sanguíneo adecuado
  • Mantener niveles normales de presión sanguínea

El diagnóstico y el pronóstico son determinados realizando procedimientos tales como rayos X del cráneo y cuello para saber si existen fracturas de hueso o si la espina es inestable. Estas pruebas pueden ayudar a los doctores a diagnosticar y predecir el nivel de recuperación esperado. En caso de lesión moderada a severa, se toman los siguientes pasos para apoyar al paciente:

  • Escaneo por tomografía computarizada (CT)
  • Rehabilitación que incluye programas diseñados para tratar a cada paciente individualmente, incluyendo ayuda en las siguientes áreas: terapia física, terapia ocupacional, terapia de lenguaje y habla, rehabilitación y medicina física, apoyo psiquiátrico y psicológico y servicios sociales que pueden conectar al paciente y su familia con recursos y organizaciones comunitarias.

¿Cómo se determina el pronóstico?

El determinar los resultados y el progreso de un paciente individual depende de los resultados de las pruebas diagnósticas que muestran el grado de la lesión así como del cuidado que la persona recibe. El pronóstico está basado en el grado y ubicación de la lesión en el cerebro, así como la edad del paciente y su salud general.

Cerca de la mitad de los pacientes con TBI severa necesitarán cirugía para eliminar o reparar tejido cerebral que ha desarrollado coágulos sanguíneos o una contusión.

TBI puede resultar en:

  • Problemas cognitivos (pensamiento, memoria y razonamiento)
  • Déficit en el procesamiento sensorial tal como perder la habilidad de ver, oler, escuchar, tocar (tacto), y sabor.
  • Problemas de comunicación incluyendo expresándose a sí mismos y entendiendo lo que alguien le dice
  • Cambios en el comportamiento o salud mental, incluyendo depresión, cambios de personalidad, agresión, ser socialmente inapropiado.

TBI severo puede producir estupor y falta de respuesta, aunque el paciente aún es capaz de ser despertado por un estímulo repentino tal como un dolor agudo. Estado de coma y estado vegetativo son otras reacciones a TBI. Estos pacientes están completamente inconscientes, no responsivos, y no pueden ser despertados. Si alguien permanece en este estado por más de un mes, se dice que se encuentran en un estado vegetativo persistente.

Un abogado en lesión personal puede ayudarle

Las personas pueden sufrir de TBI por muchas causas. Éstas incluyen un accidente de auto, visitar o trabajar en un sitio de construcción, verse involucrado en una pelea, ser atropellado por un auto cuando paseaba en una bicicleta o caminaba en la calle, saltar en la parte menos profunda de una alberca, o resbalar y golpearse la cabeza.

Si un ser querido ha sufrido de TBI, usted comprende las consecuencias devastadoras. Las discapacidades resultantes son casi siempre permanentes y ponen en peligro la vida. Si la lesión se debe a la negligencia de alguien más, usted puede recuperar algunos de los gastos por el cuidado del paciente lesionado a través de los servicios de un abogado en lesión personal.

Su abogado le puede ayudar a determinar si tiene un caso legítimo para demandar a alguien por ser negligente o causar la lesión. Por años, los abogados en lesión personal Miami de Baron & Herskowitz han ayudado exitosamente a los individuos lesionados y a sus familias a recuperar parte de los costos del cuidado médico, así como compensación por dolor y sufrimiento. Para saber si podemos ayudarle, por favor llame a nuestra oficina hoy mismo.